Fiscalidad en las energías renovables

por | Oct 31, 2022 | Energía renovable, Fiscal

Introducción.

La fiscalidad en materia de energías renovables, no es cuestión solo de dinero o de recaudación, sino que el impacto de las medidas afecta a la sociedad de forma directa en todo su conjunto. E incluso podríamos decir que es una cuestión tan vital como la supervivencia de la humanidad.

Por ello he decidido hacer este análisis de la situación actual y del impacto que podría generar, tanto la normativa como la Administración en la transición energética.

Necesidad de fomentar las energías renovables minorando impuestos.

Debates absurdos, la realidad es una.

Un error común a la hora de analizar las energías renovables es individualizarla del resto de elementos. Algo natural, pues si investigamos este sector tenemos materia suficiente como para añadir otras relacionadas pero no indispensables.

Sin embargo, es importante que volvamos a contemplar lo general y lo abstracto para ver como una pieza afecta a otra, unas más y otras menos, pero la concepción genérica es fundamental para entender la importancia intrínseca de las energías renovables.

La energía, y en concreto la electricidad, ha sido muy importante para el ser humano, para su evolución y desarrollo. Las distintas energías junto a otros elementos, pero este como catalizador, han sido una catapulta para lo que somos actualmente. Por ello, no es posible entender las energías renovables como algo de lo que estar a favor o en contra. Y quienes se someten a este tipo de debates es porque no conocen la importancia de la energía, no para nosotros como individuos, sino como colectivo, como humanidad.

Esto se trata de que, nosotros necesitamos la electricidad para seguir desarrollándonos como sociedad, económica y tecnológicamente. Hacerlo con energías de origen fósil nos limita temporalmente ¿Qué haremos cuando la energía fósil se agote? ¿Se acaba nuestra evolución? ¿Esperaremos a que suceda para actuar? Podemos adoptar un discurso moralista y ético sobre que las renovables son importantes, porque no dañan el medio ambiente, porque no dejamos huella de carbono, y un sin fin de motivos, (con los cuales estoy completamente de acuerdo), pero que van a parar a un mismo lugar. Y es que lo que pende de un hilo es la humanidad. Suena egoísta, pero así es.

Dependemos de terceros países para seguir desarrollándonos y de las energías fósiles que son limitadas.

La nesciencia en esta materia es endémica en nuestra sociedad. Y esto no se trata de culpar a nadie, sino que como sociedad debemos ser proactivos y no delegar hasta lo más absurdo.

Pues bien, parece que ni siquiera la propia Administración ni el Legislador están al tanto de lo que supone no acelerar la transición energética. Los cambios legislativos que hemos visto en los últimos años han tenido dos razones de ser, la primera es que la propia Unión Europea ha decidido empujar y obligar a los EEMM a través de reglamentos y directivas a incentivar la producción y el consumo de energías renovables. Y la segunda, la inesperada guerra entre Rusia y Ucrania (esta última con efectos directos e indirecto muy graves).

A estas alturas te estarás preguntando sobre cuándo hablaré sobre la fiscalidad, y lo haré en breve, pero es necesario entender la importancia de la materia a tratar.

El cuidado del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y la supervivencia de la humanidad debe ser una prioridad para los ciudadanos y los gobiernos. La respuesta política debe ser eficaz, precisa, rápida y segura. Debe ser un compromiso asumido por todos los partidos, con independencia de sus pensamientos o posicionamientos. Si no sacamos las energías renovables de los discursos moralistas que se arrojan unos a otros, será imposible llegar a un consenso, tan necesario como indispensable. Esto no va de “perroflautas” que apoyan el medio ambiente y la parte contraria de “ricos” que no quieren dar la razón a los “perroflautas”.

El debate debe ser, que el futuro de la humanidad depende de la energía, si esta es agotable en algún momento nos estancaremos o incluso desapareceremos. Sin embargo, las renovables nos dan la oportunidad de que nada nos detenga, de crecer y de desarrollarnos como seres humanos. Y además, son rentables a corto y largo plazo, tanto a nivel económico, como para el medio ambiente y la salud.

La globalización es para todos y no según conveniencia

La globalización es un hecho, especialmente en el comercio. Pero nos olvidamos de una parte muy importante, esa parte es el Derecho. Sí, el derecho internacional público y privado en las distintas materias que se desarrollan en estas. La importancia del derecho internacional  en materia fiscal es indiscutible para una competencia justa entre empresas de distintos países.

El problema es que carecemos de entes de gobierno a nivel mundial comprometido en este aspecto ¿Por qué digo que es importante? Simple, actualmente es más fácil y barato seguir consumiendo energías fósiles, por lo que si no hay normas que mediante beneficios fiscales asimile y reduzca el impacto en las empresas que hacen las cosas bien, conseguirá que menos empresas decidan dar un paso al frente, pues su competencia tendrá ventajas económicas a corto plazo. Y seamos sinceros, ¿qué hará un empresario cuya vida media de la empresa será de 40 años?, pensar en el aquí y ahora, y no en la supervivencia de la humanidad, evidentemente (no vivo en una utopía).

Por eso la política de esta materia no puede ser unilateral, de un solo país, o de un pequeño grupo de países, ya que aumenta el peligro de la competencia sea desigual y que, por motivos de precios, se sustituya los productos de dichos países por los de otros donde la normativa no existe o no es tan restrictiva. Las consecuencias de una competencia injusta será desincentivar a las empresas a adoptar medidas que nos beneficia a todos.

Así, el eje principal para evitar esto será un bloque de políticas económicas y fiscales. Y será imprescindible que las mismas se efectúen con rapidez y teniendo en cuanta todas las aristas de la transición energética.

energía renovable

Producción de energía de fuentes renovables.

Me gustaría empezar este apartado con un fragmento de LUCHENA MOZO en La fiscalidad como elemento incentivador de la descarbonización”. El autoconsumo eléctrico.” Dice así, “Los límites en la disponibilidad de los combustibles fósiles, las emisiones crecientes de gases de efecto invernadero y la actual crisis sanitaria han demostrado más que nunca la necesidad de cuidar nuestro entorno y que la salud del planeta y nuestra salud que se encuentran en estrecha relación, lo que evidencia y confirma un punto de vista antropocéntrico del medio ambiente”.

Fragmento con el cual estoy enteramente de acuerdo. Existe en el presente (ni mañana ni en unos años), la necesidad de eliminar los límites que nos imponen los combustibles fósiles y todas las consecuencias asociadas a estas. Por ello, las energías renovables son de gran relevancia, porque son capaces de resolver estos problemas para siempre.

Las energías renovables son aquellas que proceden de fuentes de energías primarias y que se caracterizan por ser inagotables y no contaminantes. Ejemplo de ello son la energía eólica y la energía solar.

La producción de este tipo de energía no ha sido precisamente fácil en España, te lo cuento en este artículos sobre la inversión en renovables, en este explico los problemas legislativos que causaron que cientos de inversores perdieran dinero y, peor aún, la confianza.

El fomento de las energías renovables es una herramienta para solucionar todos los problemas asociados a las energías de origen fósil. En un principio la transición se realizaba conforme a los objetivos y compromisos asumidos a nivel internacional. El avance era lento pero constante (lo que yo denominaría “un mal menor”). Sin embargo, la inesperada guerra entre Rusia y Ucrania ha acelerado la transición energética. Porque sí, era posible ir más rápido pero solo se hacía por inercia. El ritmo que llevamos ahora es el que deberíamos haber llevado hace años, pero como dice el dicho “nunca es tarde si la dicha es buena”.

Ante el incremento del precio de luz, gas, comida, una inflación genérica que nos va a derivar a una estanflación de varios años, ha hecho que la Unión Europea fuera tajante con el asunto, transmitiendo a los EEMM la gravedad y la importancia de eliminar burocracias para ser independientes energéticamente.

Las energías renovables han recobrado la importancia que nunca debieron perder, algo que traerá beneficios que no se podría cuantificar. La cuestión es ¿qué pasos se deberá seguir para pasar del papel a la realidad? Estabilidad regulatoria, económica y financiera, ya que esta transición energética solo será posible con un gran volumen de capital privado. Y estos inversores requieren de dicha seguridad.

Como indica FLORES GALAPERO ROSA una de las cuestiones que revisten de mayor interés en la actualidad es la rentabilidad razonable, expresamente recogida en el RD-Ley 17/2019 de 22 de noviembre, a través del cual se pretende fomentar los proyectos energéticos a largo plazo (esta cuestión la ampliaré más en el análisis legislativo).

Modelo energético actual.

El modelo energético actual se basa principalmente en utilizar energía de origen fósil, limitado en el tiempo y agotable. Esta situación es insostenible, pues cada vez consumimos más energía y esto seguirá creciendo a medida que desarrollemos más tecnología.

Entre ellas, la inteligencia artificial (que también tendrá un gran impacto en las energías renovables). Esto significa que si la implantación de energías renovables no va tan rápido como el aumento de nuestro consumo de la energía, será necesario seguir consumiendo aún más combustible fósil y como indica CARBAJO ROSA al ritmo actual los combustibles de origen fósil, mantendrán su predominancia suponiendo un 80% en el año 2030 (a nivel mundial).

Algunos autores creen que la situación se agrava con el aumento de la esperanza de vida y, por lo tanto, un aumento de uso de estos recursos. Sin embargo, yo discrepo sobre esta cuestión, al menos teniendo en cuenta la situación de países de la UE.

Actualmente, en cuanto a demografía se representa gráficamente en una pirámide invertida, por lo que a pesar de que cada vez alargaremos más nuestra esperanza de vida, al nacer pocas personas no creo que vaya a suponer un impacto en cuanto al consumo. Lo que sí considero relevante es que cada vez automatizaremos más cosas, funciones, elementos de nuestro día a día y todo ello conlleva un consumo elevado de energía. Si dicha energía es finita tendremos un problema grave, un montón de tecnología inútil.

Medidas fiscales estatales

Las medidas fiscales, sin lugar a dudas, causan un impacto directo en la transición energética. Desde la competencia con respecto de empresas del exterior, como en la eliminación de la dependencia de terceros países.

Como indiqué anteriormente, no es una cuestión de bajar o subir impuestos, existir o no beneficios fiscales, sino que es una cuestión a corto plazo de competencia comercial y a largo plazo de la supervivencia de la humanidad.

Por lo tanto, estas medidas deben ser adoptadas con  diligencia por parte del legislativo y con la responsabilidad en cuanto al impacto de las medidas a corto y largo plazo. Además, es un instrumento muy importante a la hora de hacer a la población partícipe de la transición energética.

IRPF

Vehículos

Si bien el IRPF no es una herramienta legislativa orientada a la concienciación sobre el impacto en el medio ambiente, ni establece sanciones a aquellos que incumplan los objetivos de emisión, sí es muy útil a la hora de fomentarla a través de los beneficios fiscales.

La norma ha ido introduciendo distintos beneficios fiscales desde el año 2014. Empezó con una deducción del 30% en la valoración de la retribución en especie en la cesión de uso de vehículos energéticamente eficientes. Posteriormente, se incluyó la reducción en la tributación de los rendimientos del trabajo derivado del mismo hecho imponible que el anterior.

Esta cuestión se desarrolla más en detalle en el reglamento, en el que se establece lo siguiente:

Reducción del 15% cuando el vehículo cumpla los siguientes requisitos:

  • Cumplir los límites de emisión europeos recogidos en el Reglamento (CE) nº 715/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2007, sobre la homologación de tipo de los vehículos de motor.
  • Emisión inferior a 120g/k de CO2 siempre que el valor del vehículo sea menor de 25.000 euros.
  • Motor térmico cuya potencia sea inferior a 130cv

Reducción del 20% cuando el vehículo cumpla los siguientes requisitos:

  • Cumplir los límites de emisión europeos recogidos en el Reglamento (CE) nº 715/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2007, sobre la homologación de tipo de los vehículos de motor.
  • Emisión inferior a 120g/k de CO2 siempre que el valor del vehículo sea menor de 35.000 euros.
  • Motor térmico cuya potencia sea inferior a 130cv
  • Vehículos híbridos que puedan utiliza combustibles fósiles alternativos.

Reducción del 30% cuando el vehículo cumpla los siguientes requisitos:

  • Vehículo eléctrico de batería
  • Vehículo eléctrico de autonomía extendida
  • Vehículo eléctrico híbrido enchufable cuyo valor no sea superior a 40.000 euros y su autonomía sea, como mínimo, de 15 kilómetros.

Otro beneficio fiscal que se introduce en el IRPF es en los rendimientos de l trabajo en especie derivados de las cantidades satisfechas del empleador con respecto del trasporte público de hasta 1.500 euros por trabajador.

Explotación forestal

En cuanto a los rendimientos empresariales destacan dos medidas:

  • no se integran en la base imponible subvenciones concedidas a la explotación forestal, siempre que sea superior a 20 años.
  • Reducción por rendimientos irregulares a las rentas procedentes de actividades forestales.
energía renovable

Deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas por obras de mejora de eficiencia energética en viviendas.

Las placas solares son  una forma de mejorar la eficiencia energética en el hogar. Ya sea para abaratar costes en la factura combinando red con las placas o para ser 100% autosuficientes. Además, el coste es mínimo en comparación con otras energías renovables, se pueden situar cerca de donde se producirá el consumo, es fácil de instalar y proporcionan energía de forma óptima durante 20 años. Otra forma de ser eficientes energéticamente es la mejora del aislamiento.

Se ha introducido en el IRPF, a través del Real Decreto-ley 19/2021, beneficios fiscales para fomentar la instalación de estas  medidas dirigidas a mejorar la eficiencia de los hogares, entre estas (Estas deducciones son posibles tanto para vivienda habitual, como para viviendas destinadas para alquiler):

Deducciones del 20% de lo invertido 

Si inviertes en la mejora de la eficiencia energética en tu hogar (ya sea placas solares, ventanas más eficientes, aislamiento térmico, etc.), debes demostrar lo siguiente para obtener la deducción:

  • Demostrar que has reducido la demanda de calefacción y refrigeración un 7% (con el certificado de eficiencia energética expedido por el técnico terminada la obra).
  • Máximo de deducción: 5.000 euros

Viviendas en las que se pueden realizar las obras:

Vivienda habitual del contribuyente o cualquier otra de su titularidad que tuviera arrendada para su uso como vivienda o en expectativa de alquiler, siempre que, en este último caso, la vivienda se alquile antes de 31 de diciembre de 2024.

Obras que dan derecho a deducción:

Las realizadas desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023.

Base de deducción:

Las cantidades satisfechas desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023 por las obras.

Periodo impositivo en el que se aplica:

Aquel en el que se haya expedido el certificado de eficiencia energética emitido después de las obras. Estos certificados deberán ser expedidos antes del 1 de enero de 2024.

Artículo 1 del Real Decreto-ley, “A estos efectos, únicamente se entenderá que se ha reducido la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda cuando se reduzca en al menos un 7 por ciento la suma de los indicadores de demanda de calefacción y refrigeración del certificado de eficiencia energética de la vivienda expedido por el técnico competente después de la realización de las obras, respecto del expedido antes del inicio de las mismas.”

Deducciones del 40% de lo invertido

Puedes obtener una deducción del 40% si demuestras que has conseguido reducir un 30% el consumo de energía no renovable o si has conseguido mejorar la calificación energética de tu vivienda ( debe estar en la clase energética A o B).

Viviendas en las que se pueden realizar las obras

Vivienda habitual del contribuyente o cualquier otra de su titularidad que tuviera arrendada para su uso como vivienda o en expectativa de alquiler, siempre que, en este último caso, la vivienda se alquile antes de 31 de diciembre de 2024.

Obras que dan derecho a deducción:

Las realizadas desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023.

Base de deducción:

Las cantidades satisfechas desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023 por las obras.

Periodo impositivo en el que se aplica:

Aquel en el que se haya expedido el certificado de eficiencia energética emitido después de las obras. Estos certificados deberán ser expedidos antes del 1 de enero de 2024.

Artículo 1 del Real Decreto-ley, “A estos efectos, únicamente se entenderá que se ha mejorado el consumo de energía primaria no renovable en la vivienda en la que se hubieran realizado tales obras cuando se reduzca en al menos un 30 por ciento el indicador de consumo de energía primaria no renovable, o bien, se consiga una mejora de la calificación energética de la vivienda para obtener una clase energética «A» o «B», en la misma escala de calificación, acreditado mediante certificado de eficiencia energética expedido por el técnico competente después de la realización de aquéllas, respecto del expedido antes del inicio de las mismas.”

Máximo de deducción de 7.500 euros.

energía renovable
Deducciones del 60% de lo invertido

Solo aplicable a edificios de uso residencial. Los propietarios de viviendas ubicadas en edificios de uso predominante residencial podrán deducirse hasta un 60%. Para obtener esta deducción, debes demostrar que tu consumo de energía no renovables ha reducido en un 30% o que has mejorado la clasificación energética del edificio a clase A o B.

Obras que dan derecho a deducción:

Las realizadas desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2024.

Base de deducción:

  • Cuando se haya expedido el certificado en el periodo impositivo: las cantidades satisfechas desde el 6 de octubre de 2021 hasta la finalización del periodo impositivo.
  • Cuando el certificado se hubiera expedido en un periodo impositivo anterior: las cantidades satisfechas en el año.

Periodos impositivos en los que se aplica:

En principio se puede aplicar en 2021, 2022, 2023 y 2024. No obstante, es requisito para poder aplicar la deducción que se haya expedido el certificado de eficiencia energética emitido después de las obras. Estos certificados deberán ser expedidos antes del 1 de enero de 2025.

Sin embargo, si tienes alguna parte de la vivienda destinada a actividad económica y es en esa parte donde has realizado las mejoras de eficiencia energética, no tendrás derecho a la deducción.

Máximo de deducción 15.000 euros (pero el máximo anual es de 5.000 euros).

Se asimilarán a viviendas las plazas de garaje y trasteros que se hubieran adquirido con estas (esto no era posible en los dos tipos de deducciones anteriores).

Instalación de placas solares

El Real Decreto-ley favorece el autoconsumo compartido, pues solo será necesario una mayoría simple en la comunidad de propietarios, 50% + 1, para aprobar la instalación de placas solares en el edificio.

Costes deducibles y no deducibles

Se consideran gastos deducibles:

  • Honorarios profesionales
  • Costes de redacción de proyectos técnicos
  • Dirección de obras
  • Coste de ejecución de obras o instalaciones
  • Inversión en equipos y materiales y otros gastos necesarios para su desarrollo
  • Emisión de los correspondientes certificados de eficiencia energética.

Se consideran gastos no deducibles:

  • Costes relativos a la instalación o sustitución de equipos que utilicen combustibles de origen fósil.
  • En los dos primeros casos de deducción no es posible deducir plazas de garaje, trasteros, jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas y otros elementos análogo. (en el caso tercero se asimila garajes y trasteros a la vivienda s se compraron de forma conjunta).

Línea de avales para la mejora de eficiencia energética

El Real Decreto-ley 19/2021 introduce la aprobación de una línea de avales para la cobertura parcial por cuenta del Estado de la financiación de obras de rehabilitación que contribuyan a la mejora de la eficiencia energética. Durante 20 años el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana puede ser avalista en estos préstamos, pero con la limitación de 1.100 millones de euros.

Los prestamos tendrán un plazo de devolución de hasta 15 años.

Nuevas medidas con el Real Decreto-ley 18/2022 

El reciente Real Decreto-ley 18/2022 ha introducido importantes cambios a nivel fiscal, en especial para empresas. Aunque queda por desarrollar la aplicación de las mismas.

Concretamente, la ampliación del plazo para la deducción en el IRPF que hemos explicado en epígrafes anteriores.

Y, muy importante para industria, se introduce en el Impuesto de Sociedades la posibilidad de amortizar las inversiones destinadas a la instalación de autoconsumo. La energía que utilicen deberá ser procedente de renovables y sustituir las instalaciones que utilice energía de origen fósil. Aunque con la exigencia de mantener a la plantilla de trabajadores durante 2 años. En caso contrario, deberán devolver la cuantía amortizada con los intereses que correspondiesen.

Así, las modificaciones en la Ley 27/2014 del Impuesto de Sociedades:

  • Libertad de amortización en inversiones que utilicen energías procedentes de fuentes renovables.

Se introduce en la disposición adicional decimoséptima la posibilidad de amortizar libremente las inversiones que efectúen en instalaciones destinadas a autoconsumo de energía eléctrica y las instalaciones para uso térmico propio.

Se amortizaran libremente en los períodos impositivos que se inicien o concluyan pero, como indiqué en la introducción, deben conservar la plantilla media total durante 24 meses (teniendo como referencia los 12 meses anteriores).

La cuantía máxima de la inversión que se podrá amortizar es de 500.000 euros.

Conclusiones

El impacto de la fiscalidad en la transición energética es clave, sin embargo, no se le presta suficiente atención. Desde todas las aristas, los impuestos y, en concreto, los beneficios fiscales serán una prioridad a trabajar por parte de las instituciones si quieren acelerar la transición a las renovables. La Administración tiene el deber de fomentar este cambio a través de sus herramientas y la fiscal es una muy importante.

En sucesivos artículos explicaré más en detalle cada norma que incide de forma directa o indirecta en el sector, tanto a nivel Estatal, como autonómico y local.

Síguenos en Linkedin para estar al tanto.

Material de investigación

Normativa renovables

Garrigues

“Energías renovables y fiscalidad”, Rosa Galapero Flores

 

¿Cómo ganar dinero con Google ads?

¿Cómo ganar dinero con Google ads?

Ganar dinero con Google Ads Ganar dinero con Google adsense es objeto de curiosidad para muchos inversores. Especialmente, para aquellos que quieren lograr ingresos pasivos para dejar en algún momento el trabajo o al menos minorar las horas. O incluso para utilizarlo...

leer más
¿Cómo invertir en blockchain?

¿Cómo invertir en blockchain?

Invertir en blockchain Invertir en proyectos o empresas que utilizan la tecnología Blockchain puede ser una inversión a largo plazo rentable. No solo por el valor intrínseco de la empresa, sino porque los problemas que resuelven te puede n beneficiar como inversor,...

leer más
Top 6 Ingresos recurrentes mensuales

Top 6 Ingresos recurrentes mensuales

Ingresos recurrentes mensuales Los ingresos recurrentes mensuales son uno de los objetivos primordiales para aquellos que quieran tener una fuente de ingresos secundarias (y no solo pasivas, ya que los ingresos recurrentes pueden ser tanto activos como pasivos). Algo...

leer más

*Ninguno de nuestros artículos son una recomendación de compra, asesoramiento financiero o jurídico. La información prestada es a mero título informativo

samsun bayan escort - escort ankara - amasya escort bayan - escort - izmir bayan escort
Abrir whatsapp
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋🏼
¿Cómo podemos ayudarte?